Skip to content
Home Cine Familiar LAS MEJORES PELÍCULAS PARA LAS FAMILIAS
LAS MEJORES PELÍCULAS PARA LAS FAMILIAS PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 5
MaloBueno 
Escrito por Administrator   
Sábado, 31 de Octubre de 2009 19:40

Por PABLO DE SANTIAGO

Hacemos un repaso de grandes películas que pueden disfrutarse en el hogar familiar ya que tienen la característica de que gustarán a grandes y pequeños, a abuelos, padres e hijos. El elenco es amplio, y abarca tanto películas de temática específicamente familiar como, sobre todo, otros filmes que tratan cuestiones de siempre y que nunca pasan de moda.

¿Qué hace que una película sea “familiar”? Aunque no hay nada concreto que defina a este subgénero, sí está claro que un film familiar ha de tener algunas características. Ha de ensalzar valores positivos del ser humano, como el amor, la lealtad, la fidelidad, la generosidad, el arrepentimiento, la alegría, etc. Y, por supuesto, no ha de mostrar crudamente comportamientos explícitos de violencia y sexo, sencillamente porque un film familiar que se precie de serlo ha de poder ser visionado por todos los miembros de la familia sin ningún tipo de pudor, sobresalto o vergüenza. No se trata de que sean películas ñoñas y melifluamente optimistas. Nada de eso. Más bien el calificativo de “familiar” hace referencia a que sus temáticas de fondo no han de tergiversar la realidad del ser humano en su perpetua búsqueda del bien y de la felicidad, aunque muchas veces se ignore qué camino tomar y las decisiones puedan llegar a ser algo traumáticas. El abanico de películas es, por tanto, enormemente amplio, desde las aventuras a la comedia, hasta el drama hondo o la pura fantasía.

En nuestro periplo procuraremos apuntar lógicamente a las películas más recientes del panorama cinematográfico, aunque también añadiremos grandes clásicos que no han perdido un ápice de actualidad. En definitiva, se trata de ofrecer una lista de películas que por su argumento o por el acertado modo de enfocarlo tienen la facultad de llegar con ímpetu al corazón y la inteligencia de los espectadores, mayores y pequeños, de modo que nos hacen mejores personas.
Hadas, duendes y magia
Uno de los géneros más familiares por excelencia es el de la aventura. Situaciones que obligan a los protagonistas a dar lo mejor de sí mismos si quieren salir a delante y salvar las cosas que más quieren. Últimamente tienen mucho empuje las historias de aventuras de corte fantástico, muchas de ellas adaptaciones de libros que han obtenido más o menos éxito. En este apartado destacan Corazón de tinta, cuando los cuentos se hacen realidad; Stardust, historia de hadas, reinos y romances al estilo La princesa prometida; Las crónicas de Spiderwick, sobre las presencia de criaturas mágicas y las  relaciones familiares; La montaña embrujada, con dos simpáticos y jovencitos extraterrestres...
Y por supuesto es obligado nombrar las sagas de Las crónicas de Narnia, donde la acción trepidante no esconde grandes simbolismos y donde se ensalza la unidad familiar; la aventurera trilogía marina de Piratas del Caribe; las peripecias del mago Harry Potter; y, por último, para un público quizá no tan pequeño, la extraordinaria trilogía de El señor de los Anillos, sin duda una de las cimas del cine de aventuras fantásticas.
Aventuras en casa
Pero a veces los acontecimientos que viven los protagonistas son más urbanos y claramente más familiares, ya que los padres suelen intervenir en la historia. Sin embargo, por sus tramas rocambolescas resultan muy divertidas para los más jóvenes de la casa, tal es el caso de Pequeños invasores, sobre la llegada de unos malvados y divertidos alienígenas, y Shorts. La piedra mágica (2009), en la que un chaval encuentra un talismán que hace realidad todos sus deseos. Muy divertida, con escenas llenas de acción es también El secreto de los McCann, sobre las aventuras de un chaval solitario y dos viejos cascarrabias. Spy Kids es todo un ejemplo de cómo el cine familiar puede ser muy ameno y lleno de acción al más puro estilo James Bond.
Y si buceamos un poco más en el pasado, encontramos Jumanji, ejemplo emblemático de película trepidante, graciosa y muy imaginativa. Pero la fantasía puede ser también el reino de la imaginación y de la evasión y así lo demuestran impresionantes películas con niños como protagonistas, como La princesita y El jardín secreto, ambas basadas en novelas de Frances Hodgson Burnett, o la formidable, aunque también lacrimógena, Un puente hacia Terabithia.
Risas, música y amor
Si queremos pasar un rato realmente divertido el comediante Ben Stiller es una buena elección gracias a su díptico formado por Noche en el museo y Noche en el museo 2. También de ambientación cómica y familiar son los filmes Millones, sobre un jovencito que habla con los santos, la educativa Charlie y la fábrica de chocolate, y 17 otra vez, romántico film de instituto. Y si queremos acudir a los clásicos podemos rememorar las aventuras de Macaulay Culkin en Solo en casa o las ocurrencias de Robin Williams en Señora Doubtfire.
Por otra parte, en los últimos tiempos ha habido un redescubrimiento de los musicales familiares, gracias sobre todo a la Trilogía de High School Musical, entretenidas películas de instituto llenas de romance. También son aconsejables la estupenda fantasía de Encantada. La historia de Giselle, con fabulosas canciones y efectos especiales maravillosos. Y con aires del lejano Bollywood, aunque de nacionalidad inglesa, podemos disfrutar de la vivaz y alegre Bodas y prejuicios, basada en una famosa novela de Jane Austen, con canciones verdaderamente inolvidables. Y para nostálgicos siempre estará la inigualable Sonrisas y lágrimas.
Respeto a la naturaleza
Un tema muy familiar y a la vez atractivo para los más jóvenes es el de la relación con los animales. El cine actual ha tratado este tema en numerosas ocasiones. En Bajo cero, un joven hará todo lo posible por salvar a sus perros en el polo sur; Pequeños salvajes trae a colación la destrucción del entorno natural; Lassie es una revisitación de las famosas aventuras de una perra de raza collie; y La telaraña de Carlota enseña a amar a los animales de una granja. Por supuesto, hay también muchos filmes de años anteriores, algunos convertidos en clásicos, que hablan del respeto a todos los animales, así como del peligro que hay en modificar las leyes de la naturaleza.
Podemos nombrar películas como Colmillo blanco, sobre la amistad con un perro lobo; la vibrante Parque Jurásico, sobre los animales prehistóricos y las consecuencias de jugar a ser Dios; o Babe, el cerdito valiente, con un gorrino parlanchín convertido en un célebre pastor de ovejas. El maltrato a las ballenas es el tema de ¡Liberad a Willy! y Volando libre es un precioso film sobre una niña huérfana y su amor por una bandada de gansos. Por último, merece la pena recordar El corcel negro, que cuenta la amistad entre un niño y un caballo.
Solidaridad y deporte
En ningún sitio como en el cine, el deporte es mostrado a menudo como una escuela de virtudes humanas. Triunfar realmente en un deporte no es ganar siempre sino ser solidario, competitivo, tozudo, trabajador, esforzado, humilde, perseverante y amigo de los demás. Hay infinidad de filmes, realmente buenos y entretenidos que harán pasar un momento espléndido a toda la familia. Ahí están películas sobre hockey hielo, Somos los mejores y El milagro; fútbol americano, Titanes, Hicieron historia y La vida en juego; baloncesto, Hoosiers: más que ídolos, o sobre ese extraño deporte americano llamado bobsleigh, con la clásica Elegidos para el triunfo. Pero el deporte es muchas veces más que un juego. Quizá se trate de perseguir nuestro sueño más deseado, algo que puede configurar la vida entera, como ocurre en filmes tan distintos como la luchadora Karate Kid, la danzante Billy Elliot o la ecuestre Seabiscuit.
Necesidad de modelos
Todos estamos necesitados de modelos, es decir, de personas que con sus rectas conductas enseñen, a veces sin palabras, cómo se debe actuar en diversas situaciones de la vida. Pero son los niños quienes más demandan un modelo adulto a quien poder imitar, esa guía que le enseñe los valores que conformarán su futuro. Si no encuentran ese apoyo en la familia, acabarán buscándolo fuera del ambiente del hogar, quién sabe con qué consecuencias. En la cumbre de las películas que tratan este tema, con un enfoque positivo, se sitúa la clásica Matar a un ruiseñor, con un inolvidable modelo paterno llamado Atticus Finch.
Pero en el cine más reciente hay ejemplos soberbios en la enternecedora En busca de la felicidad, con un estupendo y sacrificado Will Smith; en la mafiosa Una historia del Bronx, dirigida por Robert De Niro, en la divertida Un niño grande, con un Hugo Grant muy hilarante, o en las originales y más sociales Un muchacho llamado Norte y Estación Central de Brasil.
La animación y el mundo de Pixar
Sin duda alguna, cuando pensamos en cine familiar se nos viene a la cabeza el cine de dibujos animados. Sería inacabable citar las películas de animación recomendables para ver en familia, pues son muchísimas, ya que desde Blancanieves y los siete enanitos, estrenada allá por 1937, hasta las más recientes de este año como Ice Age 3, el cine de animación ha ido principalmente dirigido al público infantil. Pero es que además, con los años, los dibujos animados han dejado de ser meras historias más o menos graciosas, para convertirse en verdaderas escuelas de valores humanos.
Está claro que nada atrapa tanto la mente de los más jóvenes de la familia como los dibujos animados, y los padres saben que sin duda es ésta una ocasión inmejorable para ir enseñándoles a los peques modos y formas de actuar de acuerdo con su aprendizaje. Así hay que disfrutar sin duda de películas como Ice Age, Robots, Wallace & Gromit: La maldición de las verduras, Ponyo en el acantilado, El planeta del tesoro, Aladdin, El rey león, Nicky, La aprendiz de bruja, La bella y la bestia, La princesa Mononoke y un larguísimo etcétera.
Pero un caso inigualable en esta escuela de animación lo constituye la compañía Pixar, que hasta ahora ha estrenado diez títulos de visión familiar obligada, todos ellos con guiones excelentes: Toy Story, Bichos, Toy Story 2, Monstruos S.A., Buscando a Nemo, Los increíbles, Cars, Ratatouille, WALL·E y Up. Lo sorprendente de todas estas películas es que incluso pueden gustar más a mayores que a pequeños, por su variadísimo contenido de ideas originales, hondas y profundamente familiares.

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
Más pequeño | Más grande

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy
 
Banner

El Foro en su e-mail

Escriba su correo electrónico:

Encuesta

¿ CÓMO CREE QUE DISMINUIRÍA EL NÚMERO DE ABORTOS ?
 

CONFERENCIA DE BENIGNO BLANCO SOBRE LA "LEY DE PROTECCION DEL CONCEBIDO Y MATERNIDAD"


PINCHA PARA VER VIDEO

Publicidad